Announcement ImageAnnouncement Date : 16 marzo, 2016

Los itinerarios que te llevan y te traen hacen tu memoria.
Nos desplazamos cada día de casa al trabajo, del trabajo a la tienda, del cine al bar,…
Deambulamos por el espacio urbano.
La urbe, espacio dedicado a la movilidad.
Un conjunto de rutas de circulación por las que se transita ó deambula en soledad.
El espacio urbano es el lugar de lo cotidiano, un espacio de conflicto.
Caminamos con la imposibilidad de identificarnos con el espacio que habitamos, nómadas de espacios autosuficientes.
La memoria colectiva se fabrica con el recuerdo de lugares, de espacios con sentido, donde pueda leerse algo acerca de las identidades.
Monumentos, fachadas, tiendas, son artificios conectados al lugar, a las condiciones físicas, emotivas y simbólicas del entorno.
A finales de los 60, principios de los 70, los desasosiegos artísticos fueron desmarcando el arte de sus esferas habituales de exhibición.
Se buscaba un nuevo lugar para el arte en la sociedad, trabajando con la emotividad, significación cultural e histórica y con la memoria de aquellos que viven en ella.
Se examinaba recuperar el sentido de la ciudad, no solo de su aspecto físico, sino el psicológico y social.
“Site Specific”, la experimentación artística en lugares concretos. Realización de algo limitado a las características físicas de una localización particular.
La experimentación artística en un lugar específico, te hace comprender sus dimensiones, su capacidad,… Te hace entender el espacio real, te hace cuestionarte el alrededor.
ITINERIS
se propone como trabajo situacionista.
Una cartografía artística del espacio urbano de una ciudad.
En el año 2006, Mama Crea, compañía profesional dedicada a la búsqueda de nuevos espacios a los que aplicar las artes escénicas, más allá de la oferta convencional de distribución, se reúne con Fernando Pérez, por entonces director del festival de teatro y danza contemporánea de Bilbao (BAD) y, comienzan a orquestar el proyecto Itineris.
Itineris se desarrolla durante 6 años ( 2006 – 2011 ) en el municipio de Bilbao, durante dos años ( 2010 y 2011 ) en el municipio de Arrigorriaga (Bizkaia), hasta que finalmente en el año 2013, Mama Crea, toma la decisión de sacar adelante el proyecto desmarcándolo del contexto del festival BAD.
La experiencia de estos años nos sorprende por la acogida y riqueza artística del proyecto, por el interés de las compañías y artistas locales por formar parte de Itineris, por la generosidad de todas aquellas entidades o particulares que ceden gratuitamente los espacios con el deseo de formar parte del recorrido, el impacto en prensa y medios, y la gran acogida por parte del público.